jueves, 30 de mayo de 2013

Un "Flashback" en la vida de Menganito para entender mejor el salto del capítulo II al III

En la última entrega de las andanzas de Menganito ( El regreso de Menganito ) vimos que había sufrido un tremendo cambio en su forma de ver el mercado. Pero nos quedamos con las ganas de saber como había pasado de mero aprendiz de Análisis Técnico  a Big Boy de los mercados "organizados y reglamentados"...

Antes de su regreso, Menganito andaba liado con todas las nuevas herramientas que había descubierto recientemente (indicadores, osciladores, medias móviles de todo tipo, fibonacci, figuras chartristas, gráficos de velas, gráficos de lineas, gráficos renko, y hasta de punto de cruz.

Antes de esa fase, entraba al mercado a la torera, por un pálpito.
Pero los que le abrieron las puertas al  mundo de interpretar las gráficas, le habían asegurado que a partir del momento en que las entendiera, ya no entraría más basándose en alucinaciones premonitorias. El gráfico le diría lo que haría el precio, y podría comprar o vender con conocimiento de causa.
Como podeis comprobar en el gráfico adjunto, Menganito tenía clarísimo si ponerse bajista o alcista solo con echarle un vistazo a sus nuevas herramientas...
 
Y ahí que se lanzó nuestro amigo Menganito, a estudiar a fondo todo ese arsenal que le habían brindado sus amiguetes de un foro y un par de Yutubs sobre como utilizar el extroplástico a contratendencia y sin airbag.

Comenzó de forma autodidácta, como una gran mayoría:
- Se descargó tropecientos pede-efes, (que por cierto, nunca llegó a leerselos todos) sobre teoría básica, gestión del capital, estrategias infalibles, etc
- Acumuló una lista de favoritos con las páginas más chachi-pein sobre AT y todo lo relacionado, pero nunca fué capaz de encontrar donde había guardado la mitad de ellas...
- Incluso llegó a pagar por algún libro (los que no encontró pirateados en ningún foro)

Total, tenía información para años de estudio. Pero le fallaban algunas cosas...
- No sabía diferenciar cuanta de esa información era buena, un camelo, o las elucubraciones de alguien que no tenía un nivel mucho mejor que el suyo (pero que había escrito "algo" sin comprenderlo realmente, por llevar unos meses más en el mundillo o por ser más lanzado que Menganito).
- No tenía tiempo material de estudiar a fondo todo ese material. Podría leerlo por encima, pero sin entender la mayoría de los conceptos.
- Tenía prisa por forrarse. Le bastaba leer medio pede-efe para dar por entendida una estrategia o el manejo de tal o cual indicador, y lanzarse a operar para "empezar a ganar pasta mientras aprendía" (risas)

El desenlace de esta etapa intermedia lo podeis suponer...
Menganito seguía entrando al mercado sin un plan concreto, sin tener ninguna idea clara y perdiendo.
Por lo menos hacía bien algo que había leido por alguna parte,  era "consistente"
Solo le faltaba cambiar la primera palabra de la frase. Debió de leer muy rápido el día que descubrió esa frase y puede (es solo una posibilidad)  que no lo interpretara bien, se deberían de referir a "ganar"  no a  "perder" de forma consistente?.

Llegó el momento en que después de fulminar varias cuentas y perder un capital considerable, se tuvo que replantear las cosas.
La primera conclusión  fué darse cuenta de que no tenía capacidad ni método para formarse por su cuenta. Podría haber algún "artista" capaz de ello, pero a él le sobraba información y le faltaban aptitudes para digerir todo aquello, y para saber distinguir el polvo de la paja.

Su primera idea brillante fué "voy a buscar alguien que me enseñe".
Como entre sus familiares y amigos no había nadie que supiera una palabra del tema, tuvo que dar el paso de pedirle a algún desconocido que le intruyera (por el morro, of course).

Entre tanto experto distribuido por foros y twitter, encontró algún alma caritativa que accedió a hacerse cargo (de momento) de su formación. Pero tampoco podía esperar que sus maestros voluntarios pudieran cargar con esa responsabilidad y derroche de tiempo empleado en Menganito, durante mucho tiempo.
Después de algunos experimentos cayó en la cuenta de que si era verdad que el 95% de los aspirantes a traders perdían pasta y no eran capaces de vivir de ello, como podía saber si el que le iba a enseñar  era uno del 5% restante (los que se ganan la vida con esto, o por lo menos unos ingresos extra) ??

Una complicación más. Encima de  tener que buscar a alguien dispuesto a perder cientos de horas enseñándole,  de gratis, tenía que saber distinguir si el maestro sabía de lo que hablaba o estaba tan despistado como él mismo.

 Pasó a la fase "si hace falta, me gasto algo de dinero para formarme de verdad..."
 Y en esta fase se tiró un largo tiempo, y por supuesto se gastó un pastón.

Como no tenía ni idea de a quien recurrir, empezó por lo más atrayente, la publicidad.
Encontró montones de ofertas de cursos que de forma presencial, online o hasta telepáticamente,  le prometían enseñarle a ganar pasta gansa sin esfuerzo.
Los había de todos los precios y duración, por lo que añadió una incógnita más a su ecuación:
- Los cursos baratos serían peores que los que costaban un riñón, o solo que el que los impartía era menos avaricioso que el que cobraba más?
- Los caros eran caros porque era información de la buena y eso valía su peso en oro, o el precio no garantizaba el valor de la enseñanza?
- El motivo del alto precio de algunos cursos era por atraer a los que piensan que lo bueno vale caro,  por sacarle el mayor jugo posible con los primeros cursos (ya que poca gente caería en la trampa pasado un tiempo), o porque realmente el tiempo empleado por el formador lo valía?
- Cabía la posibilidad de que hubiese gente capaz de aprovecharse de los aspirantes a traders, ganándose la vida vendiéndoles un producto con el que ellos mismos no eran capaces de ganar dinero?
- Corría el peligro de caer en las garras de un "vende humo" del mercado?


No tenía forma de saberlo anticipadamente, así que fué pasando de curso en curso, de gurú en gurú, de comprar sistemas infalibles "garantizados",  a comprarlos automáticos... y así hasta que volvió a saturarse de información y tirar parte de ese dinero invertido en formación de pago.

Esta fase de formación en la vida de Menganito está plagada de anécdotas, y como por hoy ya llevo escrito un buen tocho, lo dejaré para próximos capítulos.

Pero puedo adelantar que Menganito no encontró lo que buscaba. O no fué capaz de entender bien o trabajar lo que le proponían los que sí tenían algo que enseñarle, o en algunos casos la información ni siquiera valía la pena.

Se dió cuenta de que muchos de los formadores de la península ibérica lo único que hacían era rentabilizar lo que le habían pagado a otro "gurú" del otro lado del charco. Una vez que comprobaban que el "guiri" les había vendido un moto que no conseguían hacer funcionar, se daban cuenta que si lo traducían  a los hispano hablantes podían venderlo ellos también. Y casi siempre sería una moto novedosa que nadie de por aquí había visto antes, por lo que el éxito estaba asegurado.

Después de este razonamiento, otra idea brillante acudió a la mente de nuestro protagonista, porqué quedarse con intermediarios?
 y si iba directamente a fuente del conocimiento?
Agarró la maleta y se fué a recorrer mundo.

Fué en su viaje Gualestrit (Condado de Porriños) cuando encontró a alguien que le cambió la visión de todo este galimatías del trading.
Conoció a Fulanito.

El tal Fulanito era un "currante" del trading. No tenía web, blog, twitter ni vendía nada.
Simplemente llevaba muchos años trabajando en mesas y por su cuenta. Conocía como funcionaba el mercado a corto y medio plazo, y como aprovecharse de ello.

El como consiguió Menganito liar a Fulanito para que le hiciera de mentor, es un misterio insondable...


Hasta una próxima entrega de las andanzas de Menganito,
un saludo a todos
Cande








6 comentarios:

Sergio Cossa dijo...

Yo recién estoy con los pede-efes y los yutubes :)
Excelente entrada. Gracias.

Anónimo dijo...

Creo que ya encontré "las bandas de sinver" :) :)
Saludos
Buenoff

Aker dijo...

Ardemos en deseos de leer el siguiente capitulo de la vida del bueno de Menganito...

Anónimo dijo...

Lo del curso telepático, debe ser una castaña total.
JEjejejeje....
Saludos Cande.

Silverado.

Montecristo dijo...

Buenas noches a tod@s:

Me apunto al curso telepático, con las "bandas de sinver" Menganito ya debería ganarse la vida honradamente, digo. (jejeje)

Un placer leerle como siempre. Abrazo

Sólo sé que no sé nada

Mirta dijo...

Pues te dire que la historia de Menganito e incluso el grafico coinciden con un amigo mio que dirige un chat. Curioso debe ser una casualidad. Saludos a todos.