martes, 24 de abril de 2012

Historias de Menganito, futuro especulador de los mercados



Menganito, era un neurocirujano de éxito.
Tras siete años de formación entre la facultad y el internado, la posterior asistencia periódica a cursillos y ponencias de especialización, y sus veinte de experiencia clínica, sabía que el esfuerzo no había sido en vano… se había convertido en un buen “profesional”. Reconocido, bien pagado y encima, disfrutando de su trabajo.

Por el artículo 33 (artículo que resume todos los posibles motivos por los que alguien puede hacer algo), descubrió el Trading, y se quedó prendado de sus posibilidades…

Tenía muy buena pinta eso del Trading:
- Trabajar desde tu casa, incluso desde la playa… mmmm
- Sin jefes de planta, ni auxiliares, sin otros facultativos compitiendo contigo, ni siquiera pacientes dándote la lata
- Se podría sacar un buen dinero para los extras, las vacaciones, incluso vivir de ello y retirarse a las Bahamas…
- Y encima parecía facilísimo. Según la propaganda de los brokers (que algo sabrán de esto, no?), con aprender a darle al botón de “comprar/vender” y tener un sistema, éxito garantizado…

Con toda esta información relevante, Menganito, decidió convertirse en un especulador a tiempo parcial.
Abrió una cuenta en un broker, ingresó unos ahorrillos y  empezó a jugar con la plataforma web de su broker.
<<uff, que de lineas. Esto parece un electrocardiograma pero mal hecho… Bueno, no debe ser tan difícil. Voy a darle a comprar, que dicen que lo normal es que todo suba con el tiempo..>>

1ª Operación en marcha…
<<la leche!! en media hora estoy ganando 2.000 euros con estos, como se llaman?... ah, futuros sobre petroleo…
Si ya decía yo que tenía que subir, claro, como van bajar el precio de la gasolina?>>

Minutos más tarde, la operación acumula 4.000 euros de ganancias
<<“Como ya le he pillado el truco a esto de especular con materas primas, voy a comprar más. Que alegría se va a llevar mi mujer cuando le diga que le regalo una nueva mamoplastia pagada con petrodólares!>>

Cinco horas después, y tras añadir posiciones en el petróleo, gas, oro, plata y hasta tripas de cerdo…
<<Esto es la repanocha. Si llego a saberlo antes, de qué iba a haber perdido yo tantos años en la universidad y preparándome el M.I.R…. Si aquí el que no gana es porque no quiere!”
Estoy ganando en una tarde casi lo que en un año de sueldo.  Je je je, como siga así, me retiro el año que viene!>>

A punto de cerrar el mercado, éste se gira debido a la toma de beneficios de los traders profesionales y por un dato inesperado. Nuestro protagonista, que no ha cerrado todavía ninguna operación debido a la emoción y a estar “repartiendo” mentalmente las ganancias, ve con cara de asombro como los cerca de 20.000 euros que estaba ganando empiezan a menguar a paso ligero….
<< Y ahora qué pasa?. Pero no decían que la bolsa siempre sube? Nada, mañana seguro que sigue subiendo. Voy a comprar un poco más ahora que están baratos y ya verás tú mañana…”

Esa noche, mientras Menganito no puede resistir la tentación de contarle a su mujer que debido al éxito de sus pinitos en la especulación de materias primas se van a ir al Caribe de vacaciones (y con tetas nuevas!!), a Hugo Chavez le da una crisis psicótica y decide regalar el petróleo de Venezuela a los paises importadores y destrozar el mercado del crudo.
Al mismo tiempo, un buscador de trufas de la zona de Huesca encuentra por casualidad un yacimiento de Oro desconocido hasta ahora, y  un investigador médico de la OMS decide comentar esa misma noche que ha descubierto que las tripas de  cerdo tienen una neurotoxina que las hace desaconsejables para el uso alimentario.

A la mañana siguiente, Menganito abre su plataforma con avaricia…
(él desconoce las noticias de última hora)
<< A ver, a ver… Esto tiene que estar ya por la nubes…
Coñe!, qué ha pasado aquí?, esto tiene que estar mal…. Voy perdiendo 23.000 euros? Cómo?>>

El mercado de petroleo, oro, tripas de cerdo y de rebote unos cuantos índices y pares de divisas, abren esa mañana con un hueco de aquí te espero.
Hueco

Nuestro trader ve en la pantalla no solo como todas sus ganancias del día anterior se han esfumado, si no que además  está perdiendo un dineral.
<< y ahora qué hago? Compro más? Porque esto subirá, eso seguro. ..Yo no puedo perder tanto dinero de golpe, que tengo que pagar la hipoteca, el seguro dental, los colegios…. (en estos momentos, se le han olvidado las vacaciones, la cirugía de su mujer y hasta la inscripción a un nuevo club de padel al que llamó ayer en plena fiebre ganadora…).
Voy a llamar al broker, que seguro que me pueden hacer un arreglo si negocio con ellos>>

No hizo falta esa llamada
El broker le llamó a él
<<Señor Menganito?, le llamo de “Robo-trading S.A.”. Es para comunicarle que debe usted ingresar dinero en su cuenta o se le cerrarán las posiciones que tiene abiertas por haber sobrepasado el margen>>

<<Pero, si metí ahí lo único que tenía disponible. No puedo poner más dinero hasta que cobre o le pida prestado a mi banco… (Menganito empieza a manifestar un sudor frío y una sensación de urgencia intestinal digna de una sobredosis de evacuol)
No se puede esperar a que vuelva a subir?>>

<<Lo siento señor, pero ha excedido usted el margen de pérdidas y nuestras normas nos obligan a cerrarle las posiciones si no aumenta usted el capital de la cuenta>>

Minutos más tarde, el saldo de su cuenta se redujo un 70%...


Con esta primera experiencia, nuestro trader en ciernes recibe su primera lección en su formación como especulador.
Un poco cara, tanto a nivel económico como emocional.
Pero una lección que cambiará el rumbo de su vida en este mundillo, al que tras recuperarse de su divorcio y su situación económica, vuelve a acudir dispuesto a vengarse…

En próximos capítulos veremos como pasa por las siguientes fases en su desarrollo:
-          Esto lo recupero yo sí o sí, no me conocen a mí estos…
-          Vaya, pues no es tan fácil esto como parecía…voy a tener que estudiar?
-          Seguro que si encuentro el indicador que me de la estrategia perfecta, no me volverá a pasar esto…
-          M'encontrao una estrategia en intenné, que no conoce nadie, con la que me voy a forrar
-          Uff, con tanto curso gratis de Internet y tanto libro pirateado que me he leido, tengo un lío…
-          Decidido, tengo que  buscar a alguien que me enseñe y dejar de dar tantas vueltas…
-          Ah, pero además hay que pagar?


3 comentarios:

dj dijo...

Muy bueno.....

Esperando la nueva entrega de Menganitos`broker je,je,je....

Seguro que mas de uno y de dos se verán identificados en parte.

Un saludo.
Dj

Montecristo dijo...

Buenas noches Sr. Candemorr:

Lo prometido es deuda, sepa Vd. que sigo este sitio con gran interes.

A la espera de próximos capitulos.

Un Saludo

Sólo sé que no sé nada

Desiderio Morales dijo...

muy buena la historia de menganito, lo que me e reído y cuanta verdad.
espero ansioso la 2 entreda.