lunes, 26 de marzo de 2012

Breve y psicótica historia de un stop-loss


Érase una vez un tímido stop que no sabía donde ubicarse….

- dónde me pongo para que no me pillen? (decía el stop)
- debajo de esta vela?, uy no que me cazarán enseguida…
- en el mínimo anterior?, uff, como hagan una barrida de stops… fijo que la hacen…
Después de mucho pensarlo, se colocó 10 pips debajo de el último mínimo pensando que allí estaría seguro y tranquilo.

Momentos después, el precio se acerca a ese nivel…
- no no, socorro, que vienen a por mí
- voy a esconderme debajo de ese soporte de largo plazo, a ver si así no me ven…
- total, son 60 pips desde la entrada,, no van a llegar a ahí

Minutos después, el precio está a punto de llegar a ese soporte
- Me parece que van a ir a buscar el fibo de la semana anterior, seguro que si me pongo debajo, no me cogen…

150 pips más abajo….
- Menos mal que me cabié de sitio, han estado cerca…
- Ya seguro que no me pillan, ha caido mucho y tendrá que rebotar pronto
- No me voy a poner en ningún sitio, así no saben donde estoy y no pueden cazarme…

200 pips más abajo…
- pensándolo bien, como siga bajando igual a mi jefe le da un infarto
- uff, que nervios, quizá no debería haberme movido del primer sitio donde me colcoqué…

De repente el mercado hace un giro y empieza a recuperar parte de lo perdido…
-          Ya lo decía yo, no podía seguir bajando, verás como al final me salvo


Dos finales alternativos para el cuento:

1º. El precio llega de nuevo al lugar donde se situó el stop al principio (10 pips debajo del mínimo anterior a la entrada)
- Mira, me voy a salir aquí, porque no me creo esta subida y total esta era la cantidad que mi jefe estaba dispuesto a perder sin enfadarse
- Al final, los disgustos y el insomnio de estos días solo me han servido para terminar haciendo lo que tenía que haber hecho en su momento. Me lo podía haber ahorrado…


2º Después de un breve retroceso, el precio sigue bajando y pierde 200 pips más…
- He decido hacerme el HARAKIRI y dejar este mundo.
- A mi jefe le están mandando mensajes de “Margin Call” y no podría perdonarme que por mi cobardía le dejen la cuenta vacía y sin poder realizar su sueño de vivir del trading

1 comentario:

César dijo...

El AT tiene un problema que a su vez tambien es una virtud: es predecible. Cuando pones un stop puedes estar seguro de que los que mueven el mercado saben que hay mucha gente que tiene ahi su stop, y que si pueden se lo reventaran. Por eso me gusta el metodo que usas de esperar hasta el cierre de vela. Puede que psicologicamente sea mas duro, pero es un buen escudo contra estas situaciones. Que si te sacan de la posicion sea porque verdaderamente el precio va en contra tuya, no porque te hayan cazado.